Empezando a acabar las cosas bien

He llegado a la conclusión de que no debo estar haciendo muy mal mi trabajo. Durante mucho tiempo y algunos años he sentido cierta "envidia" cuando al llegar la Navidad el Director de Compras o el Jefe de Logística de turno recibía miles de regalos de los proveedores. Yo siempre he recibido bastantes agendas, bastantes calendarios y alguna que otra botella de vino. Nunca las caté porque siempre he pensado que los proveedores agasajan a los Directores cuando deberían hacerlo a nuestra gente que es la que trabajan con ellos diariamente; así que... siempre he hecho un sorteo entre los trabajadores para repartir los regalos que recibíamos como Empresa. Y ahora que tengo, un poco de más de poder tomé la decisión de que cualquier regalo que entrara en la Empresa por motivo de la Navidad los sortearíamos entre los trabajadores en la cena de Navidad. Propuesta de gran acogida entre mi Comité y los trabajadores.

Pero ahora quiero contar algo que me llena de orgullo profesional: recibo regalos de los trabajadores cuando no es Navidad. Por ejemplo, la mujer de un trabajador me regaló un centro hecho por ella sólo porque conseguí arreglar con la Seguridad Social que le dieran el permiso de paternidad (aunque se le pasó el plazo para presentarlo)

Ahora, después de tener que enfrentarme a un proceso de reestructuración que se inició traumáticamente, he conseguido recolocar al 90% de los trabajadores sólo usando los contactos con otras empresas y dedicándole un tiempo que he restado a mi familia. Y hoy, mi mesa estaba repleta de detalles de todo tipo, con notas de agradecimiento.

Hoy es un gran día, no debo estar haciendo demasiado mal mi trabajo a pesar de ser RRHH.

Etiquetas:

1 Responses to “Empezando a acabar las cosas bien”

  1. # Anonymous Angel

    ¡Enhorabuena! Me una a la felicitación de tus empleados. Sin duda su reconocimiento y agradecimiento es la mejor valoración de tu trabajo que puedes recibir.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos