No era mi día

Ayer mi día empezó muy temprano defendiendo el área de Recursos Humanos en una Auditoría, de esas que tenemos todos, de Medio Ambiente. A la media hora de empezar la reunión todo se volvió negro y oscuro, por culpa de un antibiótico al que no le gusto, roto por el ruido del nerviosismo, los gritos, los pinchazos, las sirenas, el 112, las reanimaciones y la llegada al hospital.
No, no era mi día. Mi Dios me tenía en su lista de favoritos y pensó que aún tenía que dar "mucha guerra".


Desde este mi sitio, sólo se me llena la boca para dar las GRACIAS: a toda la gente de mi empresa que estuvo a mi lado ayudandome, a los profesionales del 112 que tuvieron que tomar una decisión muy arriesgada (hasta fui afortunada en que la única ambulancia medicalizada que hay en Burgos estaba disponible), a todo el equipo que me atendió del Hospital General Yagüe que se portaron como lo que son, unos grandísimos profesionales y a todas las llamadas y mensajes de apoyo que me han demostrado dos cosas: la de personas que me quieren y que en mi empresa no hay jefes, colaboradores, comités,...sólo hay personas de una calidad impresionante.


Ante todo, gracias al ATS de mi empresa que hizo posible por su valentía que yo esté hoy aquí escribiendo este post y gracias, sobre todo a mi marido y mis hijos que son y serán el motor para seguir viviendo.

Etiquetas:

6 Responses to “No era mi día”

  1. # Blogger Jose Ortega

    Sólo unas líneas para decirte que, aunque sólo te conozco a través de tu blog, me alegro de que hayas vuelto para seguir dando esa guerra que dices ;)
    Tienes razón, aún puede esperar...
    Un saludo.  

  2. # Anonymous Blogofago

    Estimada amiga:

    Sin conocerte personalmente me siento sumamente feliz de que el susto de la reaccion anafilactica se haya quedado unicamente en eso...en un susto.

    Conozco bien el mundo de la medicina de empresa y salud laboral y se que hay unos profesionales estupendos......puestos a ponerse enfermo es preferible hacerlo en una empresa con un buen servicio medico que en casa...  

  3. # Anonymous Francisco O. Campillo

    Yo tampoco te conozco, ¿o tal vez sí? pero me alegro de que todo saliese bien. Seguro que este susto te sirve para saborear más el regalo de la vida.
    Un abrazote.  

  4. # Blogger cmarti

    ¡¡Menudo testimonio!! ¡¡Qué susto!!
    Espero que te hayas recuperado y ya estés mejor. Cuídate.
    Un saludo,
    Carlos M.  

  5. # Anonymous Es lo de menos

    GRACIAS a todos por vuestro interés y por vuestro apoyo virtual. Aún estaré un tiempo sin volver al trabajo (lo cual me permitirá mimar un poco más mi blog)hasta que me ponga fuerte.

    Saludos  

  6. # Blogger porfineslunes

    Vaya susto, eslodemenos. Ahora a cuidarse, que tanta Auditoría no es buena pa'l cuerpo, jejeje.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos