Monster y la Cena de Navidad

Las cenas de Navidad de la empresa provocan una multitud de reacciones entre los trabajadores españoles, desde ilusión a temor. Más que un simple regalo para los empleados, estas cenas pueden convertirse en uno de los eventos más delicados del año y el comportamiento de las personas puede influir en su imagen y posición dentro de la empresa durante todo el año que viene. Por eso, la Web de empleo Monster.es destaca las claves para no sólo sobrevivir, si no también poder aprovecharse de la cena de Navidad a nivel profesional.

Los cinco consejos de Monster.es para sacar provecho de la cena de Navidad son:

Beber con moderación: La regla de oro que todos los empleados conocen, pero que no suelen aplicar. Sobrepasarse con el alcohol no transmite una imagen profesional y puede conducir a un comportamiento no apropiado para un evento laboral.

Asistir y participar: Los trabajadores que no acuden a la cena de navidad no sólo corren el riesgo de parecer prepotentes sino que además pierden una oportunidad muy importante de hacer contactos. Una vez allí, es buena idea participar en todos los eventos para afianzar una posición como miembro del equipo.

Hablar con todos: En las cenas de Navidad de las empresas se propicia una colocación informal para juntar a personas de distintos departamentos, o con departamentos de mayor categoría con los que es extraño poder reunirse en otras ocasiones. Este evento es una buena ocasión para conocer a personas importantes con quienes no se tiene contacto a diario.

Evitar hablar de temas "conflictivos": Las charlas sobre política y religión pueden ser apasionante entre amigos o con la familia, sin embargo, no son el mejor tema de conversación con la gente de la empresa.

Agradecer a las personas que han hecho posible la cena: Siempre queda bien agradecer la cena a los organizadores de la misma, o si resulta apropiado, al jefe que aprobó la cena.

Me da la sensación de que el personal de Monster, con todos mis respetos, ha acudido a pocas cenas de Navidad de empresas productivas. Por más que intento, no consigo recordar, después de las muchas cenas de Navidad a las que he asistido, que se cumplan algunos de estos consejos.

En mi caso, la cena de Navidad de la Empresa es un día más de trabajo...

Etiquetas:

5 Responses to “Monster y la Cena de Navidad”

  1. # Blogger Pedro Ojeda Escudero

    Gracias por los consejos, pero el mejor es conseguir que nadie organice cenas de empresa. Deberían estar prohibidas en los convenios...
    ¡socorro, ya estamos en esas fechas!  

  2. # Blogger cmarti

    Pues a mi me parece un buen momento para relacionarse de manera distendida con compañeros... Aunque soy más partidario de comida o copa de Navidad durante el día que una cena fuera de la empresa.  

  3. # Blogger Rodavlas

    Precisamente ayer venia un articulo en el periodico gratuito Qué, de lo que debíamos de hacer y lo que no en una comida de empresa... es curioso, la gente se pone tela de nerviosa en estos eventos.. jejeje

    Saludos.  

  4. # Blogger Francisco O. Campillo

    Estoy negociando con Mariam cuando hacemos la cena de empresa. Es una de las ventajas de trabajar por cuenta propia. Y hay un consejo que seguiré al pie de la letra: hablaré con todos los asistentes al evento ;-)  

  5. # Anonymous gamonaero

    Pues si: estás con los del trabajo, no fichas al entra y al salir, pero es un día más dándolo todo por la empresa.

    Puedes intentar aplicar esos trucos en la quedada bloguera que se rumorea han convocado desde LA VOZ DE GAMONAL para la semana que viene. Dicen que darán la cara, pero no se yo...

    Un saludo.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos