"Más vale una vacante que un petardo"

El Diario Metro hace una entrevista a Francisco Muro (del que os recomiendo la lectura de un libro suyo llamado "El pez que no quiso evolucionar"), Presidente de una de las más importantes consultoras de nuestro país: Otto Walter. En la misma, publicada a raíz de un interesante estudio que ellos mismos han hecho sobre los empleados tóxicos en la empresa y la actitud de los jefes, el Sr. Muro responde:

"¿Qué se hace con un empleado tóxico? Más vale una vacante que un petardo. Ese es el criterio general. Hay que asumirlo y hay que tener la valentía de ser leal con tu equipo.

¿En el panorama español hay muchos jefes y empleados tóxicos?Las personas conflictivas, independientemente del puesto que desempeñan, no deben estar en las compañías sin más, hay que tratarlos, cuidarlos y vigilarlos. Si eres un jefe conflictivo, eres un impresentable porque la repercusión de un jefe inadecuado influye negativamente en demasiada gente y en la credibilidad de la compañía, porque no se puede permitir en la compañía un perfil inadecuado. En el caso de los empleados, que evidentemente son más, lo que hay que hacer es que los buenos jefes se atrevan a actuar, un mal jefe manda a su empleado tóxico a Recursos Humanos y se lo quita de en medio."

Conozco personalmente a Paco Muro y he tenido la ocasión y el placer de trabajar en varias ocasiones con Otto Walter. Por esa experiencia personal y profesional con Paco Muro el uso de palabras como "petardo" "impresentable" y "quitar de en medio" creo que se deben a un momento de relajación en la entrevista.

Paco, permiteme decirte que aún estándo totalmente de acuerdo con el contenido de la entrevista, le has alegrado el día al periodista con el titular "Más vale una vacante que un petardo", que seguro no era tu intención.

Etiquetas:

5 Responses to “"Más vale una vacante que un petardo"”

  1. # Anonymous gustavo ruiz

    Muy interesante el post.
    Añadir que las personas "petardas" pueden serlo o estarlo.
    Las organizaciones son imperfectas y las personas lo detectan con facilidad.
    Desafortunadamente, conozco pocas empresas que pidan disculpas y resuelvan el conflicto con naturalidad. Pagar el finiquito no es tan caro.
    Me gusta su página. Felicidades por el esfuerzo.  

  2. # Anonymous Es lo de menos

    Gracias por tu comentario Gustavo y por leerme. Efectivamente y lamentablemente son pocas las empresas que piden disculpas

    Saludos  

  3. # Anonymous César Río

    Hay determinadas modas en Recursos Humanos que no acabo de entender, por ejemplo el término "empleado tóxico".
    ¿Desde cuando las personas son tóxicas?
    ¿Por que resulta tan difícil hablar de falta de adecuación del trabajador al puesto, departamento o a la organización?
    Creo que al hablar de un "empleado tóxico" o empleado conflictivo, estamos hablando de un trabajador que incide de forma negativa en el correcto funcionamiento de la empresa y en la consecución de unos determinados objetivos (cualitativos y/o cuantitativos). En definitiva: No se adecua a la organización, departamento o puesto. Por lo tanto hablamos de factores objetivos que motivan el despido.
    Petardo, impresentable, tóxico son términos basados en opiniones y bajo mi punto de vista muy peligrosos a la hora de tomar una decisión que suponga la rescisión del contrato.  

  4. # Blogger cmarti

    ¿Qué hay más expresivo que "Petardo" o más gráfico que "tóxico"? Se pueden utilizar otro tipo de eufemismos más correctos, pero serán menos claros.
    Un saludo,
    Carlos M.  

  5. # Anonymous Anónimo

    Pienso que "petardo" o "tóxido" son términos muy subjetivos con los que debemos ser cautelosos. Podemos cometer el mismo error que los científicos del siglo XVII que consideraban a Galileo un petardo o un ser tóxico para la comunidad científica.
    Creo que es vital poder escuchar e intentar solucionar los problemas antes que despedir.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos