Recursos inhumanos

Mientras esperaba en el Ambulatorio de Comuneros, por cierto ya sé de donde viene el término paciente (de toda la paciencia que hay que tener hasta que te atiendan), la Doctora (cuyo apellido tiene timbre navideño) de la consulta de enfrente a la mía (que no tiene mucho aforo que se diga, a diferencia de mi médico que parece que todo Burgos ha de rendirle visita) salió para llamar al siguiente. En ese momento una señora mayor, acompañada de su hija, se acercó a la susodicha para decirle que tenía un dolor agudo en un costado y que se mareaba y que en Recepción le dijeron que subiera sin pedir cita. La doctora le respondió que tenía una cita importante a las 11 y que como no tenía hora tendría que esperar (eran las 10:20 y sólo le quedaba el señor que acababa de llamar).

La Señora sin decir ni mu se sentó con su dolor a cuestas a esperar… En menos de cinco minutos aparecieron dos colegas, alicatadas de Dolce&Gabbana hasta el techo, entraron sin llamar en la consulta de la doctora y risueñamente la “informaron” que la esperaban en la cafetería de abajo y que se diera prisa.

En poco tiempo salió el paciente de la consulta y seguidamente ELLA enfundada en más Dolce&Gabbana si cabe, cerró la consulta y se fue.

Evidentemente la Señora que estaba esperando siguió sin decir ni mu, bajó la cabeza resignada y esperó. Yo me puse de tal mal humor que tuve que respirar profundamente de cómo se aceleraba mi corazón mal acostumbrado a la eficiencia personal y profesional.

Yo me fui sobre las 11.10 y las tres marías no habían vuelto de su tertulia y la señora seguía esperando.

En el ámbito de los RRHH suelo primar la capacidad profesional de los candidatos pero en algunos trabajos, como es el caso de los médicos, además de exigir la capacidad profesional han de exigir la cualificación humana.

No dudo de la cualificación profesional de la Doctora en cuestión, no soy quien, pero su cualificación personal deja mucho que desear.

Etiquetas:

4 Responses to “Recursos inhumanos”

  1. # Blogger Yoriento

    No sé, pero a mi me parece que ser flexible y atender excepcionalmente a personas que lo requieren, incluso fuera de horario, forma parte también de sus competencias profesionales. En fin, el eterno debate entre lo personal y lo laboral, no? :-)

    Mi opinión es que si el cliente sale perjudicado o es afectado de alguna forma por la conducta de un profesional (en este caso, por la dejación), la cosa no deja de ser profesional...  

  2. # Anonymous Es lo de menos

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que ser flexible o no, no te resta profesionalidad. En este caso, la Doctora en cuestión tenía consulta de 9 a 11 y faltaba bastante tiempo para la hora de finalización de la consulta cuando se bajó a tomar café y la Señora se quedó esperando.

    Saludos  

  3. # Anonymous Anónimo

    Esta Doctora quizas es profesional en su desempeño, pero un buen profesional debe cuidar tambien de su humanidad, si no queremos que este mundo se nos vaya de las manos. Y creo que cada ciudadano debe ser responsable de su contribución al bienestar social, más aún un profesional de una área tan necesaria como la medicina. Asi creo al menos yo, que prefiero disfrutar de un The london Gin tranquilo mirando el atardecer, antes que de un mal vino idiotizado frente al televisor.
    Es una cuestion de elecciones en la vida, no?  

  4. # Anonymous gustavo ruiz

    Me pregunto si opinaríamos lo mismo siendo la doctora. Los médicos tienen un flujo de pacientes muy alto y pocas veces se trata de la primera visita, al menos en Burgos, una ciudad que no destaca por un volumen extraordinario de cambios en la ciudadanía, como en otras ciudades.
    Igual esa señora es la pesada del consultorio. Igual.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos