Decálogo para combatir el síndrome post-vacacional

Según el doctor Ferrando, director de Programas Médicos de Sanitas, "el síndrome post-vacacional depende básicamente de la capacidad individual de readaptación al estilo de vida laboral una vez finalizado el periodo vacacional".















Sigamos los consejos del Doctor:

1.- escalonar las vacaciones y dejarse algunos días libres en septiembre, aprovechando que aún hay buen tiempo. Así aprovechamos para llevar a los niños en su principio de cole, que eso tampoco estresa ¿no? que si los libros han llegado, que si el baby, que si el comedor,…

2.- no incorporarse al trabajo al día siguiente de llegar de viaje, porque considera que es necesario reencontrarse con el hogar, el barrio, los amigos y la vida cotidiana ¿Si en vacaciones huimos de nuestra vida cotidiana por qué queremos volver a nuestra vida cotidiana?

3.-Una vez incorporado a la rutina laboral sugiere fomentar las relaciones con los compañeros de trabajo, evitando la confrontación con los colegas problemáticos. Incluyendo jefes, jefecillos y jefotes (en honor a mi amigo Por fin es lunes, del que os recomiendo la lectura de su blog)

4.- aprender a ser más positivo y a tomarse las cosas con humor. El humor que no falte porque eso es lo que nos hace llevar a cuestas esos días duros que todos tenemos.

5.- optimizar el tiempo y evitar en lo posible hacer horas extras o llevarse trabajo a casa. Lo que no seas capaz de hacer en 8 horas...mal asunto. Soy de la opinión, con todo el respeto del mundo, que todo aquel que por costumbre realiza jornadas maratonianas ¿trabajando? es porque no tiene muchos alicientes fuera del trabajo o no quiere encontrarse con ellos.

6.-evitar asumir más tareas de las que se puedan finalizar. ¡¡¡Viva la delegación!!!

7.-una vez en casa aconseja hacer ejercicio regularmente. Sin comentarios

8.- mantener una dieta equilibrada, lejos de los excesos del verano. Ya son muchos los excesos que hacemos ¿o no?

9.- reencontrase y charlar con amigos y parientes. Totalmente de acuerdo

10.-realizar actividades relajantes como practicar yoga o meditación, escuchar música relajante o darse un buen masaje. Opto por el masaje

Pues eso, ya sabéis, con estas cositas de nada no sabréis que es eso del síndrome post-vacacional. Del síndrome pre-vacacional ya hablaremos en otro momento.

Etiquetas:

1 Responses to “Decálogo para combatir el síndrome post-vacacional”

  1. # Blogger porfineslunes

    A mí el síndrome post-vacacional no hay nada que me lo remedie, sólo otras vacaciones... como en efecto, así hice la semana pasada, recién llegado.  

Publicar un comentario



© 2006 RecursosyHumanos